Deliciosas albóndigas con tomate y guisantes: receta fácil y sabrosa

28/02/2024 - Actualizado: 18/03/2024

plato de albondigas con tomate

Las albóndigas con tomate y guisantes son un plato tradicional y casero que siempre resulta delicioso. En nuestra era de comidas rápidas y procesadas, es importante valorar la gastronomía tradicional y disfrutar de la comida hecha en casa. Esta receta en particular destaca por su facilidad y su sabor sabroso. A continuación, te mostraremos cómo preparar estas deliciosas albóndigas con tomate y guisantes en unos simples pasos.

Índice
  1. Ingredientes necesarios
  2. Preparación de las albóndigas
    1. Paso 1: Preparación de la carne
    2. Paso 2: Mezclado y formación de las albóndigas
  3. Preparación de la salsa de tomate y guisantes
    1. Paso 1: Sofreír la cebolla y los ajos
    2. Paso 2: Agregar los tomates y los guisantes
  4. Cocción de las albóndigas y mezclado con la salsa
  5. Servir y acompañamientos opcionales
  6. Consejos adicionales para hacer albóndigas con tomate y guisantes
  7. Conclusión

Ingredientes necesarios

Para hacer estas riquísimas albóndigas con tomate y guisantes, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Carne molida: 500 gramos de carne de res o cerdo.
  • Pan rallado: 1/2 taza.
  • Cebolla: 1, finamente picada.
  • Ajo: 2 dientes, picados.
  • Sal: al gusto.
  • Pimienta: al gusto.
  • Huevo: 1.
  • Tomate: 4 medianos, pelados y picados.
  • Guisantes: 1/2 taza.
  • Aceite de oliva: para freír.

Recuerda que es importante utilizar ingredientes frescos y de calidad para obtener un sabor óptimo. Si lo deseas, también puedes agregar otros ingredientes como hierbas frescas o especias según tu preferencia.

Preparación de las albóndigas

Paso 1: Preparación de la carne

En un recipiente, mezcla la carne molida con la cebolla picada y el ajo picado. Asegúrate de agregar sal y pimienta al gusto para sazonar la carne. Puedes utilizar tus manos o un tenedor para mezclarlo todo de manera uniforme. Esta mezcla permitirá que las albóndigas tengan un sabor más rico y consistente.

Descubre más  Recetas con calabacín para niños: 15 opciones fáciles y divertidas

Paso 2: Mezclado y formación de las albóndigas

Añade el pan rallado y el huevo a la mezcla de carne y revuelve hasta que esté bien combinado. Luego, toma porciones pequeñas de la mezcla de carne y forma albóndigas redondas con las manos. El tamaño de las albóndigas dependerá de tus preferencias personales.

Preparación de la salsa de tomate y guisantes

Paso 1: Sofreír la cebolla y los ajos

Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén a fuego medio. Agrega la cebolla picada y los ajos picados y cocínalos hasta que estén dorados y fragantes. Esto le dará a la salsa de tomate un sabor delicioso y añadirá profundidad al plato.

Paso 2: Agregar los tomates y los guisantes

Agrega los tomates pelados y picados a la sartén junto con los guisantes. Cocina a fuego lento durante 15-20 minutos, revolviendo ocasionalmente para asegurarte de que no se peguen. Puedes ajustar el sabor de la salsa agregando sal, pimienta u otras especias según tus preferencias personales.

Cocción de las albóndigas y mezclado con la salsa

Después de cocinar la salsa de tomate y guisantes, coloca suavemente las albóndigas en la sartén, asegurándote de que estén sumergidas en la salsa. Cocina a fuego lento durante 20-25 minutos, hasta que las albóndigas estén bien cocidas. Asegúrate de voltearlas ocasionalmente para que se cocinen de manera uniforme. Una vez que las albóndigas estén listas, el plato estará completo y listo para servir.

Servir y acompañamientos opcionales

Las albóndigas con tomate y guisantes se pueden servir de varias formas. Puedes optar por acompañarlas con pasta, arroz o patatas, según tu preferencia. También puedes servirlas con una variedad de vegetales o ensaladas frescas para complementar el plato principal. ¡La elección es tuya!

Descubre más  Receta fácil y sabrosa: Ensalada de ventresca y tomate

Consejos adicionales para hacer albóndigas con tomate y guisantes

Aquí tienes algunos consejos adicionales para mejorar esta receta o adaptarla a tus gustos personales:

  • Experimenta con diferentes tipos de carne, como pollo o pavo, para variar el sabor.
  • Agrega hierbas frescas como perejil o albahaca para darle un toque extra de sabor.
  • Siéntete libre de ajustar las especias y condimentos según tus preferencias.
  • Si te sobran albóndigas, puedes almacenarlas en el refrigerador y recalentarlas más tarde para disfrutarlas nuevamente.

Conclusión

Las albóndigas con tomate y guisantes son una deliciosa opción para disfrutar de comida casera y tradicional. Esta receta fácil de preparar es perfecta para aquellos que buscan una comida reconfortante y sabrosa. Sigue los sencillos pasos descritos anteriormente y disfruta de estas deliciosas albóndigas en compañía de tus seres queridos. ¡Buen provecho!

¡Increíble! Descubre más contenido como Deliciosas albóndigas con tomate y guisantes: receta fácil y sabrosa en esta alucinante categoría Recetas y Cocina. ¡No podrás creer lo que encontrarás!

Claudio López

Hola, soy Claudio López, biólogo especializado en la genética de los tomates. En el blog, discutimos sobre las últimas investigaciones y descubrimientos en el mundo de los tomates. ¡Acompáñanos en esta fascinante travesía científica!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *