Delicioso tomate frito casero con Thermomix: receta tradicional

tomates frescos y sabrosos

El tomate frito casero es un plato clásico que deleita a todos los amantes de la cocina tradicional. Prepararlo en casa te permite disfrutar de un sabor auténtico y de ingredientes frescos y naturales. La Thermomix, ese famoso robot de cocina tan popular en nuestras cocinas, hace que la preparación de este delicioso tomate frito sea aún más fácil y rápida.

En este artículo te compartiré una receta tradicional para hacer tomate frito casero con Thermomix. Descubre los beneficios de hacer tu propio tomate frito en lugar de comprarlo en el supermercado y aprende cómo disfrutarlo en diferentes platos deliciosos.

Beneficios de hacer tomate frito casero con Thermomix

La preparación casera de tomate frito con Thermomix tiene varios beneficios que vale la pena mencionar. En primer lugar, puedes utilizar ingredientes frescos y naturales, asegurándote de que no haya conservantes ni aditivos artificiales en tu salsa.

Además, la preparación en casa te permite personalizar el sabor del tomate frito según tus preferencias. Puedes ajustar la cantidad de sal, especias y hierbas que deseas agregar, para obtener una salsa única y deliciosa.

La Thermomix facilita considerablemente el proceso de preparación del tomate frito. Su funcionalidad de cocción y trituración en un solo electrodoméstico te ahorra tiempo y esfuerzo en comparación con la preparación tradicional en una olla y un procesador de alimentos separados.

Ingredientes necesarios para hacer tomate frito casero con Thermomix

Para hacer tomate frito casero con Thermomix necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 kg de tomates maduros y frescos
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto
  • Azúcar (opcional, para equilibrar la acidez del tomate)
  • Especias y hierbas al gusto (opcional, como orégano, albahaca o pimentón)

Recuerda que la calidad y frescura de los ingredientes es fundamental para obtener un tomate frito de excelente sabor. Elige tomates maduros y frescos, cebollas y ajos de buena calidad.

Pasos para hacer tomate frito casero con Thermomix al estilo de la abuela

Preparación previa

Antes de empezar, asegúrate de lavar y preparar los tomates adecuadamente. Retira el pedúnculo y corta un poco la piel en la parte inferior para que sea más fácil de pelar una vez cocidos. Pela y pica las cebollas y los ajos.

Pasos de la receta

Paso 1: Sofríe las cebollas y ajos en la Thermomix.

Pon la cebolla y los ajos en el vaso de la Thermomix y programa 5 segundos a velocidad 5 para picarlos finamente. A continuación, añade un chorrito de aceite de oliva y programa 10 minutos a temperatura Varoma y velocidad 1 para sofreírlos hasta que estén dorados.

Paso 2: Añade los tomates y otros ingredientes.

Lava los tomates y colócalos en el vaso de la Thermomix. Añade sal al gusto, una cucharadita de azúcar (si lo deseas) y las especias y hierbas que prefieras para darle sabor. Programa 30 segundos a velocidad 7 para triturar los tomates y mezclar los ingredientes.

Paso 3: Cocina el tomate a fuego lento.

Coloca la mariposa en las cuchillas y programa 45 minutos a temperatura Varoma y velocidad 1. De esta manera, el tomate se cocinará a fuego lento, concentrando sus sabores y obteniendo una textura suave y deliciosa.

Paso 4: Tritura y envasa el tomate frito.

Retira la mariposa y programa 1 minuto a velocidad progresiva 5-7-10 para triturar el tomate frito y obtener una salsa suave y sin grumos. Luego, envasa el tomate frito en recipientes adecuados y guárdalos en la nevera para su conservación.

Consejos y trucos adicionales para hacer tomate frito casero con Thermomix

Aquí tienes algunos consejos y trucos adicionales para mejorar tu receta de tomate frito casero:

  • Prueba la salsa y ajusta los sabores a tu gusto. Añade sal, azúcar o especias adicionales para obtener el equilibrio de sabores perfecto.
  • Si quieres una salsa más espesa, puedes cocinarla por más tiempo para reducir el líquido.
  • Experimenta con diferentes combinaciones de especias y hierbas para personalizar el sabor del tomate frito.

Recuerda que una correcta conservación es importante para mantener la frescura y calidad del tomate frito casero. Una vez abierto, guárdalo en la nevera y consúmelo dentro de los próximos días.

Ideas de platos para disfrutar con el tomate frito casero

El tomate frito casero es un ingrediente versátil que se puede utilizar en muchos platos deliciosos. Aquí te dejo algunas ideas:

  • Pasta con salsa de tomate frito casero
  • Pizza casera con tomate frito como base
  • Huevos fritos o revueltos con tomate frito
  • Bocadillos y sándwiches con tomate frito
  • Carne o pescado a la parrilla con salsa de tomate frito casero

Estas son solo algunas ideas, ¡deja volar tu imaginación y disfruta de las infinitas posibilidades del tomate frito casero!

Conclusión

Hacer tomate frito casero con Thermomix es una opción deliciosa y saludable. Disfruta de los beneficios de utilizar ingredientes frescos y naturales, y aprovecha la facilidad y comodidad que te ofrece la Thermomix en la preparación.

Con esta receta tradicional, podrás deleitarte con el sabor casero y auténtico del tomate frito. Personaliza el sabor según tus preferencias, pruébalo en diferentes platos y descubre todo lo que el tomate frito casero con Thermomix tiene para ofrecerte. ¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *