Receta fácil para hacer tomate frito casero

28/11/2023 - Actualizado: 18/03/2024

tomates frescos y deliciosos

El tomate frito es uno de los acompañamientos más populares en la cocina. Se utiliza en una gran variedad de platos, desde pasta y arroz hasta carnes y pescados. Aunque es posible encontrar tomate frito en el supermercado, hacerlo casero tiene numerosos beneficios. En este artículo te enseñaremos una receta fácil para hacer tomate frito casero, libre de aditivos y con un sabor delicioso. ¡No te lo pierdas!

Índice
  1. Beneficios de hacer tomate frito casero
  2. Ingredientes necesarios
    1. Tomates frescos
    2. Otros ingredientes
  3. Preparación paso a paso
    1. Paso 1: Pelar los tomates
    2. Paso 2: Sofreír la cebolla y el ajo
    3. Paso 3: Cocinar los tomates
    4. Paso 4: Triturar y colar
    5. Paso 5: Cocinar a fuego lento
  4. Consejos y trucos adicionales
  5. Almacenamiento y conservación
  6. Conclusión

Beneficios de hacer tomate frito casero

El tomate frito casero tiene numerosos beneficios en comparación con el comprado en el supermercado. En primer lugar, al hacerlo en casa tienes control total sobre los ingredientes que utilizas. Puedes elegir tomates de calidad, frescos y maduros, lo que garantiza un sabor más auténtico. Además, al hacerlo casero, puedes reducir la cantidad de conservantes y aditivos añadidos, lo que lo convierte en una opción más saludable. Por último, hacer tomate frito casero te permite personalizar el sabor según tus preferencias, añadiendo especias adicionales o ajustando los ingredientes a tu gusto.

Ingredientes necesarios

Tomates frescos

Para hacer tomate frito casero, necesitarás tomates frescos y maduros. Puedes optar por utilizar tomates de huerta o comprarlos en el mercado. Es importante elegir tomates de buena calidad, que sean jugosos y tengan un sabor dulce. Esto garantizará un resultado final delicioso.

Descubre más  ¿Qué significan las figuras dentro del roscón de reyes? Descúbrelo aquí

Otros ingredientes

Además de los tomates, necesitarás otros ingredientes para hacer tomate frito casero. Estos incluyen cebolla, ajo, aceite de oliva y sal. La cantidad de cada ingrediente dependerá de tus preferencias personales, por lo que puedes ajustar las cantidades según tu gusto. Asegúrate de tener todos los ingredientes a mano antes de empezar la receta.

Preparación paso a paso

Paso 1: Pelar los tomates

Para pelar los tomates de manera rápida y eficiente, puedes sumergirlos en agua caliente durante unos minutos y luego pasarlos por agua fría. Esto aflojará la piel y facilitará su retirada. También puedes utilizar un pelador de tomates si lo prefieres. Recuerda asegurarte de que los tomates estén bien lavados antes de pelarlos.

Paso 2: Sofreír la cebolla y el ajo

Corta la cebolla en trozos pequeños y pica el ajo finamente. Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén y añade la cebolla y el ajo. Sofríe a fuego medio hasta que estén suaves y translúcidos. Esto le dará un sabor delicioso al tomate frito casero.

Paso 3: Cocinar los tomates

Agrega los tomates pelados a la sartén junto con la cebolla y el ajo sofritos. Cocina a fuego medio-bajo durante unos 30 minutos, removiendo de vez en cuando. La cocción lenta permitirá que los sabores se mezclen y que los tomates se deshagan suavemente.

Paso 4: Triturar y colar

Una vez que los tomates estén cocidos, utiliza una licuadora o una batidora de mano para triturarlos y obtener una salsa homogénea. Si deseas una textura más suave, puedes colar la salsa para eliminar las semillas y las fibras. Esto es opcional y dependerá de tus preferencias personales.

Descubre más  Carpaccio de calabacín y tomate: una explosión de sabores frescos

Paso 5: Cocinar a fuego lento

Después de triturar los tomates, vuelve a poner la salsa en la sartén y cocina a fuego lento durante otros 30 minutos. Esto permitirá que la salsa se reduzca y concentre el sabor. Recuerda remover de vez en cuando para evitar que se pegue en el fondo de la sartén.

Consejos y trucos adicionales

Para darle un toque extra de sabor a tu tomate frito casero, puedes añadir especias adicionales durante la cocción. Algunas opciones populares incluyen orégano, albahaca, pimentón o incluso un toque de azúcar para equilibrar la acidez del tomate. Experimenta con diferentes combinaciones y encuentra tu sabor favorito.

Además de utilizar el tomate frito como salsa para pastas y arroces, también puedes utilizarlo como base para pizzas caseras o como ingrediente en guisos y estofados. La versatilidad del tomate frito casero es infinita.

Almacenamiento y conservación

Para almacenar el tomate frito casero, puedes utilizar tarros de vidrio esterilizados. Llena los tarros con la salsa caliente y ciérralos correctamente. Puedes conservarlos en la nevera durante aproximadamente una semana. Si deseas un almacenamiento más prolongado, puedes congelar el tomate frito casero en recipientes aptos para congelador. De esta manera, podrás disfrutar de tu salsa casera en cualquier momento.

Conclusión

Hacer tomate frito casero es una excelente opción para disfrutar de un producto saludable y delicioso. Los beneficios de hacerlo en casa, como el control de ingredientes y el sabor personalizable, lo convierten en una opción atractiva. Sigue los pasos de esta receta y obtendrás un tomate frito casero que cautivará a todos en la mesa. ¡Buen provecho!

¡Increíble! Descubre más contenido como Receta fácil para hacer tomate frito casero en esta alucinante categoría Recetas y Cocina. ¡No podrás creer lo que encontrarás!

Alberto García

Soy Alberto García, horticultor dedicado al cultivo sostenible de tomates. En el blog, comparto técnicas ecológicas para garantizar cosechas saludables. Únete y descubre cómo cultivar tomates de forma amigable con el medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *