Queso frito con mermelada de tomate casera | Receta fácil y deliciosa

30/12/2023 - Actualizado: 24/02/2024

queso frito con mermelada de tomate

El queso frito con mermelada de tomate casera es una deliciosa combinación que ha ganado mucha popularidad en los últimos años. No solo es fácil de preparar, sino que también ofrece un contraste de sabores único entre lo salado del queso y lo dulce del tomate.

Índice
  1. Ingredientes necesarios
  2. Preparación de la mermelada de tomate casera
    1. Paso 1: Preparación de los tomates
    2. Paso 2: Cocinar los tomates
    3. Paso 3: Envasar y guardar la mermelada
  3. Preparación del queso frito
    1. Paso 1: Elegir el queso adecuado
    2. Paso 2: Cortar y empanizar el queso
    3. Paso 3: Freír el queso
  4. Presentación y acompañamiento
  5. Conclusión

Ingredientes necesarios

Para preparar esta deliciosa receta, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Queso: Puedes utilizar queso mozzarella, queso de cabra o cualquier otro queso que sea adecuado para freír.
  • Tomates: Necesitarás tomates maduros y jugosos para hacer la mermelada.
  • Azúcar: Se utiliza para endulzar la mermelada.
  • Especias: Puedes añadir especias como canela, clavo de olor o nuez moscada para darle un toque especial a la mermelada.
  • Harina: La harina se utiliza para empanizar el queso antes de freírlo.
  • Huevo: Se utiliza para ayudar a que el pan rallado se adhiera al queso.
  • Pan rallado: El pan rallado le dará al queso una textura crujiente y dorada al freírlo.

Preparación de la mermelada de tomate casera

Paso 1: Preparación de los tomates

Antes de comenzar a cocinar los tomates para hacer la mermelada, debes asegurarte de seleccionar los tomates más maduros y jugosos disponibles. Lávalos y córtalos en trozos pequeños.

Paso 2: Cocinar los tomates

En una olla, agrega los tomates cortados junto con el azúcar y las especias. Cocina a fuego medio-bajo durante aproximadamente una hora, o hasta que la mermelada tenga una consistencia espesa y viscosa.

Descubre más  Salsa de tomate casera: Receta fácil y rápida para platos deliciosos

Paso 3: Envasar y guardar la mermelada

Antes de envasar la mermelada, asegúrate de esterilizar los frascos para garantizar su conservación adecuada. Llena los frascos con la mermelada caliente, ciérralos bien y guárdalos en un lugar fresco y oscuro. La mermelada puede conservarse durante varios meses.

Preparación del queso frito

Paso 1: Elegir el queso adecuado

Para freír el queso, es importante usar un tipo que tenga una buena consistencia y contenido de grasa. Algunas opciones populares incluyen queso mozzarella, queso de cabra o queso cheddar.

Paso 2: Cortar y empanizar el queso

Corta el queso en porciones del tamaño que desees y luego pásalas por harina, huevo batido y pan rallado, asegurándote de que estén completamente cubiertas antes de freírlas.

Paso 3: Freír el queso

Calienta aceite en una sartén o freidora a fuego medio-alto. Agrega las porciones de queso empanizado y fríelas hasta que estén doradas y crujientes por todos lados. Retira del aceite y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Presentación y acompañamiento

Para presentar el queso frito con mermelada de tomate casera, puedes colocarlo en un plato acompañado de hojas de albahaca fresca para añadir un toque de color. También puedes servirlo sobre tostadas o espolvorear nueces picadas por encima para agregar un poco de textura extra.

Conclusión

El queso frito con mermelada de tomate casera es una receta fácil y deliciosa que combina a la perfección el sabor salado del queso con el dulce del tomate. Te invitamos a probar esta receta y disfrutar de los sabores contrastantes que ofrece. Además, puedes personalizarla según tus gustos añadiendo otros ingredientes o especias. ¡Buen provecho!

¡Increíble! Descubre más contenido como Queso frito con mermelada de tomate casera | Receta fácil y deliciosa en esta alucinante categoría Recetas y Cocina. ¡No podrás creer lo que encontrarás!

Leticia Serrano

Leticia Serrano, investigadora de alimentos enfocada en el tomate. En el blog, comparto descubrimientos científicos sobre las propiedades nutricionales y funcionales de estos frutos. ¡Aprende cómo el tomate puede potenciar tu salud!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *