Salsa brava casera con tomate: una receta deliciosa

07/12/2023 - Actualizado: 18/03/2024

tomates y salsa brava

La salsa brava es un condimento muy popular en la cocina, especialmente en España. Se utiliza para darle sabor y un toque picante a muchos platos. Tradicionalmente, esta salsa se ha comprado envasada, pero cada vez más personas se animan a prepararla casera. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer una deliciosa salsa brava casera utilizando tomate frito. ¡No te lo pierdas!

Índice
  1. ¿Qué es la salsa brava?
  2. Ventajas de hacer salsa brava casera con tomate frito
  3. Ingredientes necesarios para hacer salsa brava casera con tomate frito
  4. Pasos para hacer salsa brava casera con tomate frito
    1. A. Preparación de los ingredientes
    2. B. Preparación de la salsa brava
    3. C. Consejos para servir y conservar la salsa brava casera
  5. Conclusiones

¿Qué es la salsa brava?

La salsa brava es una salsa de origen español. Consiste en una mezcla de tomate, cebolla, ajo y especias, con un toque picante. Se utiliza principalmente como acompañamiento para patatas bravas, pero también se puede agregar a otros platos como carnes, pescados o incluso pasta. Su nombre "brava" hace referencia al sabor fuerte y picante que le da a los alimentos.

Ventajas de hacer salsa brava casera con tomate frito

Preparar salsa brava casera tiene varias ventajas en comparación con comprarla envasada. En primer lugar, el sabor. Al utilizar ingredientes frescos y de calidad, el resultado final será una salsa mucho más sabrosa que la comercial. Además, al hacerla en casa, puedes ajustar los niveles de picante a tu gusto personal. También es una forma de evitar los aditivos y conservantes presentes en las salsas envasadas. Hacer salsa brava casera con tomate frito es una excelente manera de darle un toque casero y auténtico a tus platos.

Descubre más  Tomates rellenos de carne al horno, receta fácil y sabrosa

Ingredientes necesarios para hacer salsa brava casera con tomate frito

Para hacer salsa brava casera con tomate frito, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 300 gramos de tomates maduros
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante (opcional, si te gusta el picante)
  • Sal al gusto

Es importante utilizar tomates maduros y de buena calidad para obtener un tomate frito casero delicioso. También puedes experimentar con las cantidades de especias y condimentos para adaptar la salsa a tu gusto personal.

Pasos para hacer salsa brava casera con tomate frito

A. Preparación de los ingredientes

1. Escalfado de los tomates: Para quitarles la piel a los tomates, primero, haz una cruz en la base con un cuchillo. Luego, sumérgelos en agua hirviendo durante aproximadamente 30 segundos. Retira los tomates del agua caliente y pásalos inmediatamente a un recipiente con agua fría. La piel se desprenderá fácilmente.

2. Triturado de los tomates: Una vez pelados los tomates, córtalos en trozos pequeños y tritúralos en una licuadora o procesadora de alimentos hasta obtener una consistencia homogénea. Este será nuestro tomate frito casero.

B. Preparación de la salsa brava

1. Sofreír la cebolla y el ajo: En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla y los dientes de ajo picados finamente. Sofríe hasta que estén dorados y fragantes.

2. Incorporación del tomate frito casero: Añade el tomate frito casero a la sartén y mezcla bien con la cebolla y el ajo. Cocina a fuego medio durante unos minutos.

3. Añadir especias y condimentos: Agrega el pimentón dulce, el pimentón picante (si deseas que la salsa sea picante) y una pizca de sal al gusto. Mezcla todo bien para que las especias se distribuyan de manera uniforme.

Descubre más  Salsa a la pimienta Thermomix: receta fácil y deliciosa

4. Cocinar a fuego lento: Reduce el fuego a bajo y cocina la salsa a fuego lento durante al menos 20 minutos, removiendo ocasionalmente. Esto permitirá que los sabores se fusionen y la salsa adquiera una textura espesa y sabrosa.

5. Opcional: añadir picante: Si prefieres una salsa brava más picante, puedes añadir unas gotas de salsa picante o una guindilla picada. Ajusta la cantidad según tu tolerancia al picante.

C. Consejos para servir y conservar la salsa brava casera

1. Sugerencias de acompañamiento: La salsa brava casera con tomate frito es perfecta como acompañamiento para patatas bravas, tortillas, carnes a la parrilla o incluso como salsa para pasta. Puedes dejar volar tu imaginación y utilizarla en diferentes platos para darles un sabor extra.

2. Almacenamiento adecuado: Si te sobra salsa brava casera, puedes guardarla en un frasco de vidrio hermético en el refrigerador hasta por una semana. También es posible congelarla en porciones individuales para utilizarla en futuras preparaciones.

Conclusiones

Preparar salsa brava casera con tomate frito es una excelente opción para disfrutar de un condimento auténtico y delicioso. La salsa hecha en casa proporciona un sabor fresco y se puede adaptar a los gustos personales. Además, evitar los aditivos y conservantes presentes en las salsas comerciales es una ventaja para la salud. Anímate a probar esta receta y sorprende a tus invitados con una salsa brava casera que realzará el sabor de tus platos.

¡Increíble! Descubre más contenido como Salsa brava casera con tomate: una receta deliciosa en esta alucinante categoría Recetas y Cocina. ¡No podrás creer lo que encontrarás!

Alberto García

Soy Alberto García, horticultor dedicado al cultivo sostenible de tomates. En el blog, comparto técnicas ecológicas para garantizar cosechas saludables. Únete y descubre cómo cultivar tomates de forma amigable con el medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *