Que no se debe plantar junto: cultivos que no se asocian correctamente

05/04/2024 - Actualizado: 18/03/2024

cultivos incompatibles en el huerto

Al momento de planificar nuestro huerto o jardín, es importante tener en cuenta qué cultivos se deben plantar juntos y cuáles no. Algunas plantas tienen una relación simbiótica y se benefician mutuamente, mientras que otras pueden competir por los mismos nutrientes o ser susceptibles a las mismas enfermedades. En este artículo, exploraremos los cultivos que no se deben plantar junto y las razones detrás de estas asociaciones negativas.

Índice
  1. Grupo 1: Acelgas, espinacas y remolachas
    1. Acelgas con espinaca y remolacha
  2. Grupo 2: Ajos, cebollas y afines
    1. Ajos con brócoli, calçot, cebollas, col, coliflor, colinabo, guisantes, habas, judías, puerro y repollo
    2. Cebolla con ajos, brócoli, col, coliflor, guisantes, habas, judías, puerro y repollo
    3. Calçots con ajos, habas y puerro
    4. Puerro con ajo, calçot, cebollas, guisantes, habas, judías y remolacha
  3. Grupo 3: Alcachofas y patatas
    1. Alcachofas con patatas
    2. Patatas con alcachofas, apio, brócoli, col, coliflor, colinabo, guisantes, pepinos y tomates
  4. Grupo 4: Apio, patatas y zanahorias
    1. Apio con patatas y zanahorias
    2. Zanahorias con apio, hinojo y perejil
  5. Grupo 5: Berenjenas, guisantes y pepinos
    1. Berenjena con guisantes y pepinos
    2. Pepino con berenjena, calabacín, melón, patata, pimientos, rabanitos y tomates
  6. Grupo 6: Brócoli y afines
    1. Brócoli con ajo, cebolla y patata
  7. Grupo 7: Calabacín, melón y pepino
    1. Calabacín con melón y pepino
  8. Grupo 8: Col, coliflor y afines
    1. Col con ajo, cebollas, colinabo, fresas, patatas, rabanitos y rúcula
    2. Coliflor con ajo, cebollas, fresas, patatas, rabanitos y rúcula
    3. Colinabo con ajo, col, fresas, patatas, rabanitos y rúcula

Grupo 1: Acelgas, espinacas y remolachas

Las acelgas, espinacas y remolachas pertenecen a la misma familia de plantas, las quenopodiáceas. Aunque pueden compartir algunas características y requerimientos de cultivo similares, no se recomienda plantarlas juntas. Esto se debe a que compiten por los mismos nutrientes en el suelo y pueden afectar el crecimiento y desarrollo de las plantas vecinas.

Acelgas con espinaca y remolacha

Las acelgas, espinacas y remolachas tienen un sistema de raíces similar y compiten por los mismos nutrientes en el suelo. Al plantarlas juntas, se corre el riesgo de que las plantas no crezcan adecuadamente y se vean afectadas por deficiencias nutricionales. Es mejor separarlas y darles su propio espacio en el huerto.

Grupo 2: Ajos, cebollas y afines

Los ajos, cebollas y otros cultivos relacionados, como el brócoli, el calçot, la col, la coliflor, el colinabo, los guisantes, las habas, las judías, el puerro y el repollo, no se deben plantar juntos. Estas plantas pertenecen a la familia de las liliáceas y tienen requisitos de cultivo similares, pero pueden competir por los mismos nutrientes y espacio en el huerto.

Ajos con brócoli, calçot, cebollas, col, coliflor, colinabo, guisantes, habas, judías, puerro y repollo

Los ajos tienen un sistema de raíces fuerte y extenso, lo que les permite competir por los nutrientes en el suelo. Al plantarlos junto a otros cultivos de la familia de las liliáceas, como el brócoli, el calçot, la cebolla, la col, la coliflor, el colinabo, los guisantes, las habas, las judías, el puerro y el repollo, se corre el riesgo de que estas plantas no reciban los nutrientes necesarios para su crecimiento óptimo.

Cebolla con ajos, brócoli, col, coliflor, guisantes, habas, judías, puerro y repollo

Al igual que los ajos, las cebollas compiten por los mismos nutrientes en el suelo. Plantarlas junto a otros cultivos de la familia de las liliáceas puede resultar en una competencia excesiva por los recursos y afectar el crecimiento de las plantas vecinas.

Calçots con ajos, habas y puerro

Los calçots, una variedad de cebolla tierna, también deben evitarse en la misma área que los ajos, las habas y el puerro. Estas plantas tienen requisitos de cultivo similares y pueden competir por los mismos nutrientes en el suelo.

Puerro con ajo, calçot, cebollas, guisantes, habas, judías y remolacha

El puerro, al igual que los ajos, las cebollas y los calçots, pertenece a la familia de las liliáceas. Plantarlo junto a otros cultivos de esta familia, así como los guisantes, las habas, las judías y las remolachas, puede resultar en una competencia excesiva por los nutrientes y afectar el crecimiento de las plantas.

Grupo 3: Alcachofas y patatas

Las alcachofas y las patatas son cultivos que no se deben plantar juntos. Aunque pueden tener requisitos de cultivo similares, las alcachofas tienen un sistema de raíces profundo y extenso que puede competir con las patatas por los nutrientes en el suelo.

Alcachofas con patatas

Las alcachofas tienen un sistema de raíces profundo y extenso, lo que les permite acceder a los nutrientes en las capas más profundas del suelo. Al plantarlas junto a las patatas, que tienen un sistema de raíces más superficial, las alcachofas pueden competir por los nutrientes y afectar el crecimiento de las patatas.

Patatas con alcachofas, apio, brócoli, col, coliflor, colinabo, guisantes, pepinos y tomates

Las patatas deben evitarse en la misma área que las alcachofas, así como el apio, el brócoli, la col, la coliflor, el colinabo, los guisantes, los pepinos y los tomates. Estas plantas pueden competir por los mismos nutrientes en el suelo y afectar el crecimiento de las patatas.

Grupo 4: Apio, patatas y zanahorias

El apio, las patatas y las zanahorias son cultivos que no se deben plantar juntos. Aunque pueden tener requisitos de cultivo similares, el apio y las zanahorias pueden competir por los mismos nutrientes en el suelo.

Apio con patatas y zanahorias

El apio tiene un sistema de raíces fibroso y superficial, mientras que las patatas y las zanahorias tienen sistemas de raíces más profundos. Al plantarlos juntos, el apio puede verse afectado por la competencia por los nutrientes en el suelo.

Zanahorias con apio, hinojo y perejil

Las zanahorias deben evitarse en la misma área que el apio, el hinojo y el perejil. Estas plantas pueden competir por los mismos nutrientes en el suelo y afectar el crecimiento de las zanahorias.

Grupo 5: Berenjenas, guisantes y pepinos

Las berenjenas, los guisantes y los pepinos son cultivos que no se deben plantar juntos. Aunque pueden tener requisitos de cultivo similares, las berenjenas y los pepinos pueden competir por los mismos nutrientes en el suelo.

Berenjena con guisantes y pepinos

Las berenjenas tienen un sistema de raíces extenso y pueden competir con los guisantes y los pepinos por los nutrientes en el suelo. Al plantarlos juntos, se corre el riesgo de que las plantas no reciban los nutrientes necesarios para su crecimiento óptimo.

Pepino con berenjena, calabacín, melón, patata, pimientos, rabanitos y tomates

Los pepinos deben evitarse en la misma área que la berenjena, el calabacín, el melón, la patata, los pimientos, los rabanitos y los tomates. Estas plantas pueden competir por los mismos nutrientes en el suelo y afectar el crecimiento de los pepinos.

Grupo 6: Brócoli y afines

El brócoli y otros cultivos relacionados, como el ajo, la cebolla y la patata, no se deben plantar juntos. Estas plantas pueden competir por los mismos nutrientes en el suelo y afectar su crecimiento.

Brócoli con ajo, cebolla y patata

El brócoli puede competir con el ajo, la cebolla y la patata por los nutrientes en el suelo. Al plantarlos juntos, se corre el riesgo de que las plantas no reciban los nutrientes necesarios para su crecimiento óptimo.

Grupo 7: Calabacín, melón y pepino

El calabacín, el melón y el pepino son cultivos que no se deben plantar juntos. Aunque pueden tener requisitos de cultivo similares, el calabacín y el melón pueden competir por los mismos nutrientes en el suelo.

Calabacín con melón y pepino

El calabacín tiene un sistema de raíces extenso y puede competir con el melón y el pepino por los nutrientes en el suelo. Al plantarlos juntos, se corre el riesgo de que las plantas no reciban los nutrientes necesarios para su crecimiento óptimo.

Grupo 8: Col, coliflor y afines

La col, la coliflor y otros cultivos relacionados, como el ajo, la cebolla, el colinabo, las fresas, las patatas, los rabanitos y la rúcula, no se deben plantar juntos. Estas plantas pueden competir por los mismos nutrientes en el suelo y afectar su crecimiento.

Col con ajo, cebollas, colinabo, fresas, patatas, rabanitos y rúcula

La col puede competir con el ajo, la cebolla, el colinabo, las fresas, las patatas, los rabanitos y la rúcula por los nutrientes en el suelo. Al plantarlos juntos, se corre el riesgo de que las plantas no reciban los nutrientes necesarios para su crecimiento óptimo.

Coliflor con ajo, cebollas, fresas, patatas, rabanitos y rúcula

La coliflor puede competir con el ajo, la cebolla, las fresas, las patatas, los rabanitos y la rúcula por los nutrientes en el suelo. Al plantarlos juntos, se corre el riesgo de que las plantas no reciban los nutrientes necesarios para su crecimiento óptimo.

Colinabo con ajo, col, fresas, patatas, rabanitos y rúcula

El colinabo puede competir con el ajo, la col, las fresas, las patatas, los rabanitos y la rúcula por los nutrientes en el suelo. Al plantarlos juntos, se corre el riesgo de que las plantas no reciban los nutrientes necesarios para su crecimiento óptimo.

Es importante tener en cuenta qué cultivos se deben plantar juntos y cuáles no. Al evitar las asociaciones negativas, podemos asegurarnos de que nuestras plantas crezcan de manera saludable y obtengan los nutrientes necesarios para su desarrollo. Recuerda siempre investigar y planificar antes de plantar para obtener los mejores resultados en tu huerto o jardín.

¡Increíble! Descubre más contenido como Que no se debe plantar junto: cultivos que no se asocian correctamente en esta alucinante categoría Cultivo y Cuidado. ¡No podrás creer lo que encontrarás!

Maite Blanco

Maite Blanco, nutricionista y amante de los tomates. En el blog, comparto información sobre los beneficios para la salud de estos frutos rojos. ¡Aprende a integrarlos de manera deliciosa en tu dieta diaria!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *