Albóndigas con tomate frito: receta fácil y rápida

28/10/2023 - Actualizado: 18/03/2024

tomates frescos y sabrosos

Las albóndigas con tomate frito son un plato clásico y popular en la gastronomía. La combinación de la carne jugosa de las albóndigas con la salsa de tomate frito es simplemente deliciosa. En este artículo, te enseñaré cómo preparar albóndigas con tomate frito de forma rápida y sencilla utilizando un bote de tomate frito comprado. ¡No necesitas ser un experto en la cocina para disfrutar de este sabroso plato!

Índice
  1. I. Ingredientes
  2. II. Preparación de las albóndigas
    1. A. Paso 1: Preparación de la carne picada
    2. B. Paso 2: Adición de los ingredientes
    3. C. Paso 3: Formación de las albóndigas
  3. III. Cocción de las albóndigas con tomate frito
    1. A. Paso 1: Calentar el tomate frito de bote
    2. B. Paso 2: Añadir las albóndigas al tomate frito
    3. C. Paso 3: Cocinar a fuego lento y tapado
  4. IV. Servir las albóndigas con tomate frito
  5. Conclusión

I. Ingredientes

Antes de comenzar, asegúrate de tener los siguientes ingredientes a mano:

  • 500 gramos de carne picada (puedes utilizar carne de cerdo, ternera o una mezcla de ambas)
  • 1 huevo
  • 1/2 taza de pan rallado
  • 2 dientes de ajo, picados finamente
  • 2 cucharadas de perejil fresco, picado
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 bote de tomate frito de buena calidad

Puedes personalizar la receta a tu gusto, agregando especias adicionales como comino, paprika o nuez moscada. También puedes añadir cebolla picada o zanahorias ralladas a la salsa de tomate para darle un sabor extra.

II. Preparación de las albóndigas

A. Paso 1: Preparación de la carne picada

Elige una carne picada de buena calidad para obtener un resultado jugoso. Si deseas que tus albóndigas sean más magras, elige carne de ternera. Si buscas un sabor más rico, puedes optar por carne de cerdo. También puedes combinar ambas carnes para obtener el equilibrio perfecto. Asegúrate de que la carne esté bien fría antes de comenzar a trabajar con ella para facilitar su manejo y evitar que se deshaga.

Descubre más  Cómo preparar delicioso bacalao con tomate al horno de manera sencilla

B. Paso 2: Adición de los ingredientes

En un recipiente grande, mezcla la carne picada con el huevo batido, el pan rallado, el ajo picado, el perejil, la sal y la pimienta. Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea. Asegúrate de que los ingredientes estén bien incorporados para que las albóndigas tengan un sabor equilibrado.

C. Paso 3: Formación de las albóndigas

Con tus manos ligeramente mojadas, forma pequeñas bolas del tamaño de una pelota de golf con la mezcla de carne. Puedes utilizar una cuchara para ayudarte a dar forma a las albóndigas si prefieres no usar las manos directamente. Coloca las albóndigas en un plato mientras continúas formando el resto.

Procura hacer las albóndigas del mismo tamaño para que se cocinen de manera uniforme. Si deseas obtener albóndigas más pequeñas para servir como aperitivo, simplemente reduce el tamaño de las bolas de carne.

III. Cocción de las albóndigas con tomate frito

A. Paso 1: Calentar el tomate frito de bote

Vierte el contenido del bote de tomate frito en una olla o sartén grande. Calienta a fuego medio-bajo hasta que la salsa esté bien caliente. Si lo deseas, puedes personalizar el tomate frito añadiendo especias adicionales como orégano, albahaca o incluso un poco de azúcar para equilibrar la acidez.

B. Paso 2: Añadir las albóndigas al tomate frito

Con cuidado, coloca las albóndigas en el tomate frito caliente. Asegúrate de que estén bien sumergidas en la salsa y que no se peguen al fondo de la olla. Puedes mover suavemente las albóndigas con una cuchara para asegurarte de que estén cubiertas por todos lados.

Descubre más  Saborea el irresistible Provolone con tomate: sabor en cada bocado

C. Paso 3: Cocinar a fuego lento y tapado

Tapa la olla y cocina las albóndigas a fuego lento durante aproximadamente 20-25 minutos, o hasta que estén bien cocidas por dentro. Puedes pinchar una albóndiga con un tenedor para comprobar que estén completamente cocidas.

El tiempo de cocción puede variar según el tamaño de las albóndigas, así que asegúrate de comprobar que estén completamente cocidas antes de apagar el fuego.

IV. Servir las albóndigas con tomate frito

Una vez que las albóndigas estén cocidas, puedes servirlas de varias formas. Puedes acompañarlas con arroz blanco, pasta o un trozo de pan fresco para disfrutar de la salsa de tomate. También puedes decorar el plato con un poco de perejil fresco picado o queso rallado.

Conclusión

Las albóndigas con tomate frito son una opción rápida y deliciosa para disfrutar de un plato reconfortante. Con esta receta fácil, puedes preparar albóndigas jugosas y sabrosas utilizando un bote de tomate frito comprado. No necesitas pasar horas en la cocina para disfrutar de este plato clásico. ¡Anímate a probar esta receta y experimentar con diferentes variaciones de sabores!

¡Increíble! Descubre más contenido como Albóndigas con tomate frito: receta fácil y rápida en esta alucinante categoría Recetas y Cocina. ¡No podrás creer lo que encontrarás!

Maite Blanco

Maite Blanco, nutricionista y amante de los tomates. En el blog, comparto información sobre los beneficios para la salud de estos frutos rojos. ¡Aprende a integrarlos de manera deliciosa en tu dieta diaria!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *